Date of Award

Spring 1-1-2010

Document Type

Thesis

Degree Name

Doctor of Philosophy (PhD)

Department

Spanish & Portuguese

First Advisor

John Slater

Second Advisor

Julio Baena

Third Advisor

Andrés Prieto

Abstract

El siglo XVII constituye una época de profundas crisis económicas, sociales y políticas, que desembocan en protestas, en revueltas y en guerras. Al descontento general, se le suma una actividad literaria de enormes dimensiones: se crea una producción panfletaria sin precedentes en la Península Ibérica y se consolida una producción teatral que ya poseía una numerosa y variada audiencia. De panfletos y comedias había de todo tipo y gusto, pero sólo me dedicaré a los relacionados con la Guerra de Cataluña ocurrida en 1640. Aunque todos los textos analizados están conectados con la guerra, no suponen, ni mucho menos, un grupo homogéneo: dramaturgos castellanos conocidos como Calderón de la Barca y Agustín Moreto, o el dramaturgo por excelencia del barroco catalán Francesc Fontanella, aunados a un dramaturgo catalán que escribe en castellano y del cual no se conoce el nombre, así como un sinnúmero de autores de relaciones anónimos, mostrarán con sus textos la guerra que les tocó vivir.

Lenguas, géneros, temas e ideologías se mezclarán para relatar una guerra de muy diversos nombres: Guerra de Cataluña, Guerra dels Segadors, Guerra de Secesión, Guerra Civil Catalana, Guerra de Papeles y Guerra de la Tinta. A estos títulos, añado la guerra literaria creada por Calderón, Moreto, Fontanella y los autores anónimos. La guerra violenta del primero será retomada y transformada por el segundo. La guerra fontanellense se convertirá en un amargo desengany. La guerra de los últimos se borrará y se metamorfoseará en una fiesta animada. El resultado será muchas guerras a elegir, pero con un ingrediente obligatorio: la Propaganda.

La guerra en lengua catalana culminará con la batalla de Montjuïc. Cientos de panfletos, sin olvidar la comedia anónima, saldrán de la imprenta de Jaume Romeu y de los sesenta impresores de Barcelona. El impresor catalán pronto le cederá el liderazgo panfletario a Juan Gómez de Blas. El andaluz iniciará una nueva era del periodismo español, caracterizada por la sumisión y por el control.

Todas estas obras siguen un proceso idéntico el cual comienza con la guerra, y concluye con la supresión de la misma y, sobre todo, con la restauración del orden.

Share

COinS